Confío en que sea hasta la vista






Llegó el momento, de sobra lo sabía, sin embargo siempre se espera un último regalo: un poco mas de tiempo. Pero tenemos marcada la hora final. Estoy segura.

Es inexorable.

Unos días antes me dijiste que había venido tu madre ¡la abuela!, a buscarte. Desde ese instante te fuiste apagando como una vela. Apuraste el tiempo con mucha paz, incluso con una cierta alegría.

Yo quiero que, del mismo modo que hizo la abuela contigo, vengas a buscarme cuando llegue mi hora.

Mientras, espero que seas muy feliz donde quiera que te encuentres. Tanto como me contabas que lo fuiste de niña.

Hasta ese reencuentro, voy a echarte mucho de menos.

14 comentarios:

Nieves dijo...

Bonita entrada Maria Jose, ¡vaya susto que me había llevado al leer el título! Espero que hayas tenido un gran verano, se te ha echado de menos, pero seguro que habrás aprovechado el tiempo escribiendo mucho. ¡Muchos besitos y bienvenida!

Pep dijo...

Vaya, Mª José, me había parecido que se había muerto tu madre. No, verdad? Espero que sea sólo literatura, preciosa por cierto, y que la realidad no sea para nada similar a tu relato.
De momento recibe un beso y un abrazo.
Pep

Maria Jose Mallo dijo...

Hola Nieves, muchas gracias por la bienvenida.
La verdad, el verano no ha sido demasiado bueno y he tenido poco ánimo para escribir. Pero tengo cosas para empezar a publicar.
Muchos besos.

Maria Jose Mallo dijo...

Que tal, Pep,

Pues si,te había parecido bien, se murió mi madre hace una semana y esta entrada es un recuerdo para ella.(He puesto una foto de cuando joven para que no se moleste, porque era muy coqueta).

Recibo encantada y agradecida el abrazo y el beso. Muchas gracias por estar siempre ahi.
Besinos.

Pep dijo...

Ostras, lo siento Mª José...
Un recuerdo precioso y lleno de ternura.
Y tu madre, preciosa...

Te mando otro beso y un abrazo reconfortante.

Nieves dijo...

Lo siento mucho Maria Jose, siento que mi primera impresión fuera la acertada cuando léi el título, pero despues creyera que era sólo literatura de ficción tuya, ya que escribes tan bien. La foto que has elegido de ella es preciosa. ¡Mucho ánimo en este momento! Muchos besos y abrazos y aunque seamos amigas virtuales, estoy para lo que necesites que lo sepas ¿vale?,

Maria Jose Mallo dijo...

Muchas gracias Pep, sobre todo por el abrazo reconfortante.
Te agradezco el piropo a mi madre, que le habría encantado.
Muchos besinos.

Maria Jose Mallo dijo...

Hola Nieves,
Un millón de gracias por todo.
Yo creo que virtuales o en carne y hueso las amigas somos siempre amigas, asi que te lo agradezco mucho y yo también estoy para lo que sea.
Celebro que haya gustado la foto que elegí.
Un abrazo muy fuerte.

Anónimo dijo...

Hermoso epitafio para una hermosa persona. Sólo decir: ¡Viva la madre que te pario!

Vete preparándote, que el de arriba a veces tiene mala leche, y no vaya ser que en vez de tu madre, venga D. Pepito.

El Topillo

Maria Jose Mallo dijo...

Gracias topillo, ya sabes que ella te quería mucho.

En cuanto a lo segundo, espero que no suceda asi bajo ninguna circunstancia. Además sería un mal presagio: se habría abierto el infierno.

Un abrazo.

Antonio Abad Diaz Ortega dijo...

Aquí todos estamos en el mismo mundo, aunque a veces nos empeñemos en poner múltiples barreras entre nosotros.
Después no creo que haya barreras y todos volveremos a estar juntos de nuevo, como partes de un gran todo.
Bonito recuerdo para tu madre, ella lo tendrá en cuenta.

Lamento tu perdida y espero que puedas superarla pronto.

Un fuerte abrazo

Maria Jose Mallo dijo...

¡Hola Antonio!,

Creo que tienes toda la razón, que las barreras las ponemos nosotros y al final todo será mas fácil y mas armónico.

Celebro que te haya gustado el recuerdo. Yo la echaré de menos, como es natural, pero soy muy fuerte...

Muchisimas gracias y un abrazo grande y cariñoso.

Victoria E dijo...

Hola:
Primero de todos mi pésame. Acabo de entrar en su blog y, me ha gustado de la forma que narra la desaparición de su madre pues no es un adiós, sino un hasta luego en pocas palabras.
La imagen de joven de su madre ornamenta muy bien el texto.
Un saludo
Victoria E.
He conocido su blog por la entrevista en Whohub.

Maria Jose Mallo dijo...

Hola Victoria,

Muchas gracias por su condolencia. Me alegro que le gusta el modo en que lo cuento. Realmente yo pienso en un hasta luego...

Sigo comprobando como Whohub me envía gente interesante.
Gracias de nuevo. Un saludo.